Archivos para junio, 2010

Mención Especial del Jurado en Cinesul 2010

Posted in Festivales, Noticias, Premios on 29 junio, 2010 by Mentiras Piadosas

Paula Ransenberg

“Mentiras Piadosas” recibió este domingo la mención especial del jurado del festival Cinesul, en Río de Janeiro, por “su excelencia en la escenificación y su capacidad de diálogo con la tradición narrativa latinoamericana”.

En el festival competían películas de Iberoamérica, entrenadas a lo largo del 2009. Según relata la web de noticias LatAmCinema, “El jurado compuesto por la realizadora y homenajeada de esta edición, Lúcia Murat; el director del Festival de Asunción, Hugo Gamarra, y el profesor brasileño Maurício Bragança, otorgaron por unanimidad el Troféu Cinesul a “Tierra Madre”, de Dylan Verrechia, por “el vigor y originalidad” con que aborda problemáticas como la vida en la frontera y la homosexualidad, a través de la historia de una mujer que busca criar a sus hijos con su compañera en una ciudad fronteriza con Estados Unidos.”

En cuanto a la sección documental, la noticia continúa anunciando que “La sociedad de la nieve”, de Gonzalo Arijón, que recuerda el drama de los jóvenes que sobrevivieron a la caída de su avión en Los Andes, se quedó con el premio de mejor largometraje documental, según decisión del jurado integrado por Alessandra Meleiro (Brasil), Angelo Sganzerla (Brasil) y Gabriela Guillermo (Uruguay). Asimismo, se otorgaron Menciones honrosas para “Sombras”, de Oriol Canals (España /Francia) y “Perdao Mister Fiel”, de Jorge Oliveira (Brasil).

Trofeo de la Mención Especial (foto: Gustavo Marey)

Crítica de Variety (en inglés)

Posted in Críticas on 19 junio, 2010 by Mentiras Piadosas

By JONATHAN HOLLAND (Variety.com)

The web of fabrications woven by a bourgeois Argentinean family fearful of reality is the focus of “Made Up Memories,” an attractively understated, intriguing but unremittingly sober drama. As airless as the shadowy, rambling townhouse in which it’s wholly set, fastidiously crafted pic’s exploration of the impact of an absent son on his family keeps a tight grip on the situation’s emotional truth, but a little dramatic zip would have eased the intermittent longueurs. A strong calling card for tyro helmer Diego Sabanes, pic has played fests, with more likely to follow.

 
 

Pelaccini, Marini, Tolcachir y Ransenberg (foto: María Gowland)

 Wannabe musician Pablo (Walter Quiroz) leaves the home of his extended family in 1950s Buenos Aires in search of fame and fortune in Paris. On receiving no news from him, his brother Jorge (Claudio Tolcachir) decides to invent a successful Parisian life for Pablo for the benefit of their bedridden mother (Marilu Marini). In Julio Cortazar’s original story, it is quickly established that Pablo is in fact dead, but here the issue remains open.

The deceit involves the writing and sending of letters from Pablo; the sending of gifts, which later puts a strain on family finances; and even, at one crucial point, the placing of a phone call. The humor of the situation, like everything else about the pic, is contained, and takes on shades of melancholy over the last 30 minutes when the underlying theme — that the family members have themselves come to depend on their comforting fiction — comes to the surface.

Jorge runs the family hat-making business, which has fallen on hard times (another fact that has to be hidden from the mother), and eventually strikes up a tentative relationship with Pablo’s former g.f. Patricia (Veronica). Brief flashbacks open up some unpleasant family history, largely deriving from the immoral behavior of Pablo and Jorge’s father (Victor Laplace), over which the family is still in denial. Ultimately, though, their lives are rather dull, and some of that dullness spills over into the script itself.

The extensive cast does fine ensemble work, successfully communicating the caged-animal dynamic of people forced to spend too much time together and trying to make the best of it. Marini stands out as the tyrannical matriarch; gentle in tone but absolutely unbending in will, she is the source of most of the family’s unhappiness. Marini also plays interestingly with the idea that the mother is aware of the game they’re playing.

The house itself is full of dark, rich woods from which visuals take most of their coloring, and heightens the sense of a family that seems to be living in absolute, unhealthy isolation from the rest of the world. Score is delicate and often jazz-inflected.

En el Festival Mercosul de Florianópolis

Posted in Festivales on 13 junio, 2010 by Mentiras Piadosas

Logo Oficial del Festival

Del 11 al 18 de Junio se realiza en Florianópolis (Brasil) el Festival y Fórum de Cine del Mercosur. Durante esos días se realizarán proyecciones en el auditorio del Centro Cultural UFSC, con capacidad para 1.500 personas, mesas redondas, el 1º Encuentro de Film-Comissions de América Latina y el Seminario de Cine y TV del Mercosur, con representantes de todos los páises miembros.

La actriz Paula Ransenberg fue invitada por el festival para presentar la película “Mentiras Piadosas”, cuya proyección tendrá lugar el domingo 13 de Junio, a las 21 hs.

Más información y entrevistas en el blog del festival.

Paula Ransenberg en Florianópolis

Fotos de Paola Lattus Ramos

Presentaciones en Madrid

Posted in Noticias on 10 junio, 2010 by Mentiras Piadosas

Diego Sabanés en La Factoría del Guión

La  Factoría del Guión, escuela que dirige Pedro Loeb en el Barrio de las Letras de Madrid, organizó días atrás un coloquio de casi dos horas entre Diego Sabanés (guionista y director de “Mentiras Piadosas”) y más de cien participantes (entre alumnos e invitados). La convocatoria superó la expectativa de los organizadores, que se debieron agregar sillas y almohadones para acomodar a la gente.

El diálogo giró sobre el proceso de adaptación del cuento “La Salud de los Enfermos” al guión (los cambios en la estructura  y el argumento, la supresión y el agregado de personajes, el tono) así como el aporte hecho por los actores y el equipo técnico para dar forma a la película.  La charla se prolongó hasta pasada la medianoche.

Presentaciones similares tuvieron lugar en otras escuelas de cine de Madrid. Primero en First Team, escuela centrada en la actuación para la cámara, fundada por Asumpta Serna y Scott Cleverdon. Días después, en TAI, escuela centrada en la formación de profesionales en todos los rubros del diseño audiovisual. Finalmente Sabanés participó también del cine forum que se reune todos los lunes en el café La Musa del barrio La Latina, con fanáticos del cine que se encuentran cada semana para comentar alguna película acordada la semana anterior.

Participantes del coloquio en La Factoría

Premios Cóndor de Plata: Cinco Nominaciones

Posted in Noticias, Premios on 7 junio, 2010 by Mentiras Piadosas

Premios Cóndor de Plata

Esta noche, a las 22 hs de Buenos Aires, la Asociación de Cronistas Cinematográficos de la Argentina entregará en el Teatro Avenida sus premios Cóndor de Plata a la producción 2009. “Mentiras Piadosas” compite en cinco categorías: 

Opera Prima 

Actriz Protagónica (Marilú Marini) 

Guión Adaptado (Diego Sabanés) 

Montaje (Alberto Ponce) 

Vestuario (Marta Albertinazzi) 

Las 19 categorías de los premios abarcan 33 películas estrenadas en Argentina a lo largo del 2009. Las películas con más nominaciones son: “El Secreto de sus Ojos” (13), “Felicitas” (8), “Las Viudas de los Jueves” (8), “La Sangre Brota” (6), “Música en Espera” (5) y “Mentiras Piadosas” (5). 

El premio es el más antiguo que se entrega a la actividad cinematográfia en Argentina. La edición de esta noche es la número 58. La lista completa de nominados puede verse en el web site de la Asociación

Nuestros Candidatos :

Marilú Marini por Juan Gatti

MARILÚ MARINI
Actriz argentina formada en danza contemporánea, miembro fundador del grupo TSE, se radica en Francia en la década del 70. Ha participado en varios montajes teatrales dirigidos por Alfredo Arias, (“Familia de Artistas”, “Las Criadas”, “Penas de Amor de una Gata Inglesa”, “Incrustaciones”, etc), representados en Europa y Latinoamérica con excelente repercusión. Ha presentado en el Festival Internacional de Teatro de Buenos Aires el espectáculo “Los Días Felices” de Becket. Le fue otorgado el premio a la mejor actriz del Sindicato de Críticos Teatrales por “La Mujer Sentada” de Copi y el premio Moliere de teatro. En cine ha sido dirigida por Ariadne Mouchkine, Hugo Santiago, Daniel Schmid, Michel Soutter, Pascal Bonitzer, Claire Denis, Alejandro Maci, entre otros. Ha sido condecorada con la Orden de Arts et Lettres en el grado de Oficcier. 

Alberto Ponce y Vanina Cantó

ALBERTO PONCE
Egresado de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, Cuba, EICTV. Su trabajo como montajista ha recibido premios en festivales como Biarritz, San Sebastián, Huelva, La Habana, Cartagena, Mar del Plata, Viña del Mar, etc.  Ha dictado talleres en Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, México, Uruguay y Venezuela.  Ha trabajado con directores como Leonardo Favio, Pino Solanas, Damián Szifrón, Adrián Caetano y Diego Lerman, entre otros. Su trabajo como editor incluye, “Taxi para Tres” (en Chile), “Tan De Repente”, “Tiempo de valientes”, “Crónica de una fuga”, “Soñar no cuesta nada” (en Colombia) y “La Mirada Invisible”, así como numerosas miniseries y cortometrajes. 

Marta Albertinazzi en el rodaje en San Luis

MARTA ALBERTINAZZI
Estudió Bellas Artes en las escuelas M. Belgrano y P. Pueyrredón, y dirección teatral con Roberto Villanueva, quién le ofreció su primer trabajo como escenógrafa y vestuarista en la obra “El Plauto”. También trabajó con Augusto Fernández, Lorenzo Quinteros, Luciano Suardi, Ciro Zorzoli, Hugo Urquijo y Agustín Alezzo , por cuyo trabajo en “El Jardín de los cerezos” recibió el premio ACE. En danza trabajó con Ana María Stekelman, Roxana Grinstein y actualmente con Carlos Tunsky.  En Cine hizo con Aristarain “Tiempo de revancha”, con Subiela “Hombre mirando al sudeste” y con Ayala “Plata dulce” y “El arreglo”, entre otras. 

Sabanés con Tolcachir y Gnutti en el festival de Huelva

DIEGO SABANÉS 
Autor junto a Dieguillo Fernández de ¡Ratas!, uno de los cortos de Historias Breves 2, producidos por el INCAA, por el que recibió varios premios internacionales. Co-escribió junto a Martín Romanella el corto “Candela” y el largo “Bedroom Cities”. En el año 2000 ganó una beca de Ibermedia para realizar una práctica profesional en España. Desde entonces reparte su actividad entre varios países.
En España ha trabajado en las películas “Sin Noticias de Dios”, “Deseo” y “El Embrujo de Shangai”, entre otras. También se ha desempeñado como guionista y realizador en televisión y ha escrito y coproducido el documental “Semillas”, dirigido por Cristian Perenyi.  Desde el año 2000 trabaja como asesor de dirección en la Escuela de Cine y TV de San Antonio de los Baños, Cuba. En el 2002 fue seleccionado para el primer Talent Campus del Festival de Berlín.

Ficciones Verdaderas

Posted in Críticas on 2 junio, 2010 by Mentiras Piadosas

Por Liliana J. Guzman (Koiné). Fotos: María Gowland.

Claudio Tolcachir

En un nutrido y hermoso ensayo de juventud, F. Nietzsche afirmaba que las verdades son ficciones que hemos olvidado que lo son (Sobre verdad y mentira en sentido extramoral, 1873). De ello se deducía que las comunidades humanas tejían mentiras con las palabas, mentiras verdaderas, mentiras que definidas más allá del ámbito de lo moral, construían verdades o convenciones aceptadas socialmente para dar significado, interpretaciones, metáforas, sentidos a las experiencias que se ponían en juego en la trama de las palabras. Las verdades, dijo Nietzsche, son ilusiones, son mentiras que con el tiempo y el uso vamos olvidando lo que son, y las hacemos verdaderas. Las mentiras, esos juegos de palabras para telarañas de ilusiones verdaderas. Las verdades, esos juegos de palabras que juegan a la ficción para hacernos creer sentidos verdaderos en los sinsentidos ilusorios. Las palabras, “juegos de la imaginación, dijera un señor loco que nunca falta entre los cuerdos”, según escribiera Julio Cortázar.

Y sobre las palabras de Julio Cortázar, sobre esa rayuela de ilusiones, es que Diego Sabanés construye un laberinto encantador con su película Mentiras piadosas (2009). Tejida con un encanto singular, devoto y fiel al lenguaje visual de Julio Cortázar, la ópera prima de Diego Sabanés (rodada en San Luis) ofrece un retrato celebrativo de la poética cortaziana (que se suma al tren de celebraciones que cineastas como Michelangelo Antonioni o Fabian Bielinsky han hecho con la obra de Cortázar) con una representación muy plena en todas las imágenes recurrentes en el escritor: la casa de familia como una “casa tomada”, los viajes a París, las cartas a tía y a mamá y a los hijos viajeros, la familia ampliada, las ilusiones cotidianas, la música, los conejos, las clases, los negocios familiares, las inquietudes filosóficas, las preguntas por la verdad tras las apariencias de las mentiras, los engaños recurrentes, etc.

En efecto, Mentiras Piadosas no sólo que contiene muchísimos elementos de la poética y la literatura cortaziana, sino que además representa el juego de las palabras cuando entretejen ficciones que devienen en ilusiones verdaderas. Ilusiones que le dan sentido a la vida. Ilusiones que hacen posible demorar el letargo hacia la muerte de algunos en virtud del silencio sobre desapariciones de otros. ¿Qué juego hacen las palabras en la obra de Sabanés? Todos los juegos con los que sus personajes, interpretando, reconstruyendo y deconstruyendo el cuento La salud de los enfermos (Todos los fuegos el fuego, 1966) le dan vida a una película cuya trama consiste en crear un paréntesis del tiempo para que el camino hacia las muertes anunciadas sea, de alguna manera, velado y atenuado. En ese paréntesis, los miembros de una familia renuevan la memoria y viajan discontinuamente hacia algunos flashback del pasado. Y entretanto, todos amortiguan el paso del tiempo hacia la muerte con ficciones verdaderas: con mentiras piadosas para que la muerte anunciada no venga con estrépito, con mentiras verdaderas para que la vida continúe habitando en castillos de ficciones por las cuales la vida toma sentido y color, aunque sean ¿… mentiras?

Paula Ransenberg

 
Pero no sólo la muerte es el problema que merodea entre el castillo de naipes que erigen los protagonistas de esta película de Sabanés. También el amor y el exilio son las otras dos inquietudes de Mentiras Piadosas. El amor como la cara de esa moneda que también, como el lenguaje, contrapesa la cercanía de la muerte. Y el exilio como esa odisea misteriosa por la cual alguien salió del hogar y se emprendió en un viaje incierto hacia otra parte. No importa dónde, viaja sin rumbo… quizás para encontrarse a sí mismo, quizás para olvidar esta vida de apariencias, quizás para comenzar una nueva vida de apariencias, y de apariencias sobre las apariencias. A su vez, las ilusiones de amor hacen olvidar a los personajes que de ilusiones también se vive: las ilusiones de amor reúnen y dispersan los fragmentos de cada yo reflejado en la mirada del otro. ¿Quién soy yo, sino ese amor herido que no puede olvidar los amores pasados y que no se entrega a vivir los amores presentes? ¿Quién soy yo, sino esa vida que va camino de su muerte y que necesita olvidar ese tránsito en otro tránsito ilusorio que alivie la angustia y el dolor de estar vivo?

Con la poética típica de las palabras tipeadas a máquina de escribir, con el universo simbólico de Cortázar, con la austeridad que abre la imaginación cuando se pone a rodar para construir una película reconstruyendo textos literarios, con todo eso y en una historia maravillosa y humana, demasiado humana, Mentiras Piadosas es una obra que abre mucho más que la posibilidad a varios festivales internacionales de cine (y palmas desde ya, en augurio de sus posibilidades), es mucho más que una lectura de Cortázar, es mucho más que el retrato viviente de una casa tomada. Mentiras Piadosas es ese mismo juego de las palabras que mienten con ficciones, que construyen verdades, que nos entrampan en bellos laberintos de palabras y angustiados castillos en el aire para recordarnos que los sueños, la imaginación, las ficciones, las vías de fuga en el amor y el exilio del tiempo y de la muerte no son delirios ni locura, son el pan nuestro de cada día y, quizás también, la puerta abierta a infinitas rayuelas y telarañas oníricas de las palabras, para seguir viviendo.