Reinventando a Cortázar

Por Lluis Bonet Mojica para La Vanguardia (Catalunya)

Claudio Tolcachir, Marilú Marini, Paula Ransenberg

Con su proverbial mezcla de genialidad y egolatría, Borges escribió: “Dicen que he influido en Cortázar. No seamos tan pesimistas”. Donde sí influye decisivamente Julio Cortázar es en esta versión libérrima de su cuento La salud de los enfermos, con alusiones a otros relatos del autor de Rayuela. Mentiras piadosas es un modélico ejercicio de reinvención de un texto que su adaptador en imágenes transforma en algo propio, sin traicionar el original literario que le sirve de punto de partida. Algo todavía más meritorio si se tiene en cuenta que estamos ante el primer largometraje realizado por el argentino Diego Sabanés, cuyo aprendizaje profesional incluyó ayudantías en películas de Fernando Trueba y Díaz Yanes.

 “Si no podemos confiar en la familia, ¿qué nos queda?”, sentencia uno de los personajes de esta sugestiva, envolvente historia sobre la institución familiar y las mentiras que, para evitar su desmoronamiento, pueden establecerse alrededor de ella. Ambientada a finales de los años cincuenta (dato importante, porque el teléfono móvil y el ordenador descartarían su verosimilitud), la película gira alrededor de la simulación, las apariencias y el deterioro de un mundo dominado por una memoria que sustituye lo realmente vivido por lo fingido.

El hijo predilecto de una madre muy enferma abandona Buenos Aires para trasladarse a París. Desaparece sin dejar rastro, cortando toda comunicación con los suyos. Los otros hijos y parientes de esta mujer cuya decrepitud física corre pareja con la decadencia social de su familia burguesa, cubren la ausencia con el envío de falsas cartas, regalos y anuncios de un inminente regreso. Vivir en la mentira conlleva el riesgo de terminar creyendo el propio engaño. Con ingeniosas metáforas visuales, espléndidas actuaciones de los actores y algún que otro insospechado giro argumental, Mentiras Piadosas es una pequeña joya que no debiera pasar desapercibida.

4 comentarios to “Reinventando a Cortázar”

  1. Hoy la volví a ver, y con mamá, que accidentada, está haciendo reposo en cama.
    Qué mejor película para llevarle que ésta.
    Es increíble todas las sensaciones que deja, viéndola nuevamente.
    Es como un caramelo media hora para las nubladas tardes del espíritu.

  2. Es que, justamente,me pareció oportuna verla con ella asi,en ese estado transitorio, ya que para mí,es una película sobre el amor,sobre los sacrificios que llega a hacer uno para el bien de otro.
    Claro que es opresiva.. pero qué amor no lo es en cierta medida alguna vez?
    Te abrazo y te mando muchos más éxitos para lo que vendrá.

  3. Hola, Constanza
    Si vivís en Buenos Aires, seguramente puedas conseguirla en algún videoclub. Sé que la venden en Musimundo y en las librerías Yenny, pero no sé dónde más. Si no, podés hablar con la productora: 4878 0345.
    Si estás en España, podés verla en Madrid en el cine Luchana, y en Barcelona, en el Alexandra. Próximamente en Girona y Valencia también.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: