Una Cena de Película

Una nota aparecida en Barcelona comenta la realización de Cineforums en los Cines Alexandra, destacando la presentación el último martes de “Mentiras Piadosas“.  Por Oscár Hernández para El Periódico (Barcelona)

Foto: Francesc Casals

Una cena de película, sí, pero no tanto por la espectacularidad del menú, más bien sencillo, sino porque realmente se come en el vestíbulo principal de uno de los cines con más solera del Eixample. Y además el ágape antecede a un debate con un crítico en el que se comenta y analizan los detalles de la película que todos los asistentes acaban de ver. Este peculiar cinefórum con cena incluida se realiza cada martes por la noche en el Alexandra, en la rambla de Catalunya.

«Seleccionamos siempre buenas películas, de cine de verdad, obras interesantes, bien realizadas», explica Ramon Colom, propietario del Alexandra y alma mater de los cinefórums nocturnos. «Siempre deseo ofrecer algo diferente como las sesiones matinales con desayuno», añade este cinéfilo, que comparte nombre y apellido con un conocido periodista.

Colom lleva tres años organizando el cinefórum en el Alexandra donde se han realizado 135 sesiones. La semana pasada, se proyectó Mentiras piadosas, ópera prima del argentino Diego Sabanés, que ha cosechado varios premios, pero que solo exhiben tres salas españolas. El pase comienza a las 20.35 horas. Al acabar, una veintena de espectadores se dirigen al vestíbulo donde está puesta la mesa en forma de U. En el postre, Antoni Kirchner, crítico de cine y exdirector de Cinematografía de la Generalitat, golpea con la cucharita su copa y abre el fórum. «El cuento tiene que nacer cuento, pasaje…», lee en una introducción repleta de citas sobre la película que acaban todos de ver y que aún les mantiene emocionados.

Los comensales conocen así múltiples detalles: el cuento de Julio Cortázar en la que se inspiró el director, el bajo presupuesto con el que contó para hacer una película genial, qué cosas no coinciden con el texto original o los recursos utilizados en el rodaje. Después, se enzarzan en un debate sobre la verdad y la mentira, eje central del filme.

Una sorpresa en la sala
Ana Quatrecases, de 62 increíbles años, acude casi cada semana a estas cenas de cine. «Me gustan mucho, pero la gente debería participar más en los debates», critica. Kirchner, sin embargo, recuerda sesiones memorables «como la película Welcome en la que participó una diputada experta en inmigración que estaba entre el público».
A medianoche, con la rambla de Catalunya casi vacía, acaba el debate . Mientras todos abandonan el vestíbulo se van apagando las luces. Se van con la película impregnada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: