“Me atrajo el espíritu lúdico de Cortázar”

 

Claudia Cantero, Hugo Alvarez, Mónica Lairana

Claudia Cantero, Hugo Alvarez, Mónica Lairana

Por Daniela Barreiro, para El Ciudadano (Rosario).

El film Mentiras Piadosas, que se estrenó el jueves en el cine Del Siglo, es la ópera prima de Diego Sabanés, un director que cuenta con varios cortos en su haber y que ahora adapta “La salud de los enfermos”, un relato de Julio Cortázar que forma parte del libro Todos los fuegos el fuego. El film está protagonizado por Marilú Marini, Walter Quiroz, Claudio Tolcachir, Paula Ransenberg, la rosarina Claudia Cantero, Hugo Álvarez y Verónica Pelaccini.

 El cuento de Cortázar, publicado en 1966, cuenta la historia de un joven que viajaba al exterior y muere en un accidente. Los familiares no se atreven a informar a la anciana madre sobre la pérdida de este muchacho y deciden inventar una serie de mentiras y cartas ficticias para protegerla. Con el avance del tiempo, todos terminan creyéndose la falsa realidad. La adaptación al cine de ese cuento lleva el nombre Mentiras piadosas y cuenta cómo Pablo (Quiroz), el hijo mimado del personaje compuesto por Marilú Marini, que es un músico, viaja a París para tocar en un cabaret pero, desde el momento de su partida, desaparece. Nadie recibe más noticias de él. El paso de las semanas agrava la frágil salud de su madre, una situación que lleva a sus hermanos a escribir cartas falsas y enviar regalos en su nombre. La mentira piadosa se convierte en algo cada vez más grande y termina por envolver a una familia en un territorio donde la verdad y la mentira se vuelven relativas.

 “Lo que más me interesa de Cortazar es la forma en la que cruza dos universos, cómo mira las pequeñas situaciones de lo cotidiano, estas manías de la clase media argentina de una forma muy sarcástica. También cómo encuentra dentro de esas situaciones que pueden comenzar con humor otro mundo mucho más inquietante. En un principio lo que me interesó fue comenzar la película con un tono costumbrista y que se vaya ennegreciendo hasta llegar a un lugar más inquietante”, contó a El Ciudadano el director del film, Diego Sabanés. La película no parece tener como objetivo principal la reproducción fiel del cuento, ya que pueden notarse variaciones tanto en la trama como en los personajes. “No creo en la fidelidad, por lo menos en el cine (risas) y sobre todo en la obra de Cortázar que habilita al juego, es un autor muy lúdico, de hecho su obra deja entrever ese aspecto. La manera de ser más fiel a Cortázar es justamente jugando con elementos de un cuento mezclados con algunas referencias a otro y diálogos de otro relato, creo que ese espíritu lúdico de Cortázar es lo más importante de su obra y no lo estrictamente argumental”, aseguró Sabanés y agregó: “Respecto del argumento, hice muchos cambios, el que conozca el cuento original se va a sorprender porque cambié el final, muchas escenas, algunos personajes, y encontré algunos puentes con otras obras de este autor que estaban latentes en el cuento y la película los pone de manifiesto. Descubrí por ejemplo que el personaje de la novia del hijo ausente en “La salud de los enfermos” se llama María Laura y el personaje de la novia del otro personaje ausente en “Cartas de mamá” se llama Laura, entonces hay dos relaciones de hermanos con una misma chica que tiene el mismo nombre, evidentemente ya hay en la obra de Cortázar distintas relaciones que, de alguna manera, intenté mostrar y sintetizar en el film”.

 Algunas de las narraciones de Cortázar fueron elegidas por realizadores como argumentos para sus películas. Los cuentos Los buenos servicios, Las baba del diablo, El perseguidor y Autopista del Sur son cuatro obras que dieron origen a importantes films, realizados por directores de la talla de Claude Chabrol y Michelangelo Antonioni. “Esto se da porque la obra de Cortázar permite explorar una especie de subtexto que hay debajo de las pequeñas historias. Detrás de una frase dicha al pasar puede haber una segunda intención o una presencia inquietante que se muestra como una sombra o la marca que dejó un cuadro que estaba colgado en la pared y hoy ya no está. Este juego entre lo presente y lo ausente, entre lo cotidiano que se vuelve fantástico es lo que aporta de interesante Cortázar para el cine”, opinó Sabanés. “Mentiras piadosas es una película bastante clásica, trabajé intentando filmar como si estuviéramos rodando en los años 50 o principios de los 60. Usé muchos movimientos de cámara, música incidental, mucho trabajo en los diálogos, la narración en off, recursos que hoy en día están en desuso. Armar ese lenguaje tan cargado me permitía ir despojándolo poco a poco para llegar a un final seco y mucho más árido”, describió, en relación a los aspectos técnicos, el director.

 

Por último, sobre la presentación del film que se llevó a cabo el pasado martes en la ciudad de Rosario, Sabanés dijo: “Estoy muy contento de presentar la película en Rosario porque es una ciudad por la que siento mucha admiración. Cuando estaba en la facultad estudiando cine veníamos con mis compañeros a Rosario a ver teatro porque había unas propuestas que realmente me encantaban. Ahora hacía cuatro años que no venía y estoy muy contento de estar de vuelta acá. Además el público rosarino es muy cultivado y va a saber apreciar la película”.

La tía Celia, una rosarina en ascenso

El film Mentiras Piadosas incluye en su elenco a una reconocida actriz rosarina, Claudia Cantero, quien surgida de los teatros locales ya participó en el film La mujer sin cabeza de Lucrecia Martel. “Diego (Sabanés) y algunas personas que trabajaban en la producción de la película vinieron a ver un espectáculo que estaba haciendo en Buenos Aires que se llama De mal en peor, y ahí es donde a Diego le parece ver que hay características de mi personaje que la tía Celia necesitaba. Entonces me convocó para hacer una audiencia, trabajamos un poco en algunos aspectos, como su edad y sus características físicas, y nació la tía Celia”, contó Cantero acerca de las circunstancias que la llevaron a participar de este film. “Hacer este personaje fue muy natural para mí –agregó–, entendí perfectamente lo que Diego necesitaba. No es que me tuve que meter en un personaje que jamás había hecho”.

“Yo tengo una mirada un poco melancólica respecto de Celia, aunque ella tenga la responsabilidad de producir cierto humor en la película. Para mí es alguien que no se ha dedicado a su propia vida sino a la de los demás. Su vida siempre está por detrás de la vida del resto, de todas maneras me parece que lo acepta casi con alegría diría yo”, concluyó Cantero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: